Rastros de pétalos marchitos

Estándar

Un día me levanto, y de repente la vida cambia. Alguien que parecía que siempre iba a estar cerca, sin apenas ser consciente, se va. Es entonces cuando me doy cuenta del tiempo desaprovechado, cuando descubro que no se aprecia lo que se tiene hasta que se pierde. 

Cuando se fue me di cuenta de ello, y maldije cada uno de los momentos perdidos. Como una torre sin su pilar fundamental caí y poco a poco tuve que aprender a vivir con todos los besos no dados.

El tiempo que pasé con ella y no valoré, y por el que daría lo que fuese con tal de recuperar tan solo unos pocos segundos, me recuerdan que tengo que vivir y disfrutar lo que tengo en el presente. Sin embargo, en un día como hoy no puedo dejar de echar la vista atrás, y recordar lo que ya no tengo.

¡Te quiero abuela!
Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s